Ahorra dinero manteniendo tu auto en buen estado

Cuando compramos un auto, estamos asumiendo una serie de gastos que estos conllevan y que tiene que ver con el consumo de combustible, mantenimiento y reparaciones, estacionamiento, seguros, entre otros. En fin, el auto se convierte en una renta adicional. Entonces, como buenos administradores de nuestro dinero, tenemos que conseguir la manera de reducir en la medida que sea posible los gastos que genera tener un auto. Y como en muchos aspectos de la vida, podemos evitar gastos si prevenimos. A continuación te dejo una lista de cómo ahorrar con tu vehículo:

LEE EL MANUAL DEL USUARIO

En caso de que no lo sepas, el auto trae un manual, así como todos los equipos electrónicos, electrodomésticos, mecánicos, entre otros. Lamentablemente, son muchos los que piensan que como ya saben conducir, no es necesario saber qué está en ese manual. La verdad es que el manual no es para aprender a conducir, de hecho, es tu mejor amigo. En él encontrarás cada recomendación para el servicio y/o reparación (pikalaina 50e) y las especificaciones de la garantía. Los períodos de servicio inscritos en el manual ayudarán a sacarle el máximo provecho y el desempeño óptimo del auto por mucho tiempo. Normalmente, cuando se presentan averías antes de tiempo se debe a haber ignorado las instrucciones y recomendaciones.

BUSCA UN DIAGNÓSTICO PROFESIONAL

Muchas veces cuando nuestro auto presenta una falla buscamos y le damos crédito a un mecánico corriente, o buscamos por internet para tratar de obtener un diagnóstico y proceder a la reparación del vehículo. Aunque este pueda ser un recurso válido, a veces nos puede salir muy costoso porque gastamos comprando repuestos que al final no terminan siendo la solución al problema real. Es preferible acudir a los distribuidores autorizados de la marca del vehículo porque ellos cuentan con la información y las herramientas más actualizadas y modernas. Ellos mismos están en contacto con los ensambladores, por lo que tienen mucho conocimiento. Aunque un diagnóstico computarizado te va a costar algo de dinero, puedes estar seguro que los resultados serán tan precisos como para resolver el problema sin estar adivinando.

TÚ PUEDES SER EL MECÁNICO

Muchos le temen a la mecánica automotriz o no tienen ni remota idea cómo funciona un auto. Hay cosas muy complejas que es mejor dejárselas a los especialistas y expertos para que ellos las arreglen. Sin embargo, hay otras cosas tan sencillas que tú mismo las puedes hacer para ahorrarte dinero. Si se trata de cambiar un faro, limpiaparabrisas, chequear el nivel de aceite y fluidos, inflar las llantas, reemplazar filtros, entre otros, con algún tutorial que revises o videos en Internet, tú mismo podrás hacerlo sin correr peligro.

NO HAGAS CAMBIOS DE ACEITE PREMATUROS

Es muy común oír por ahí que el aceite de motor debe cambiarse después de 3000 millas, pero la verdad es que esto no aplica para todos los vehículos. Aunque el cambio de aceite es absolutamente necesario, los distribuidores tratan de que las personas hagan esto con más frecuencia. Por ejemplo, los aceites sintéticos, (que a propósito, son bien costosos) tienen una vida útil más larga. Para evitar estos gastos por cambios de aceite de manera prematura, dirígete al manual de usuario y en él encontrarás las recomendaciones para cambiar el aceite en el momento correcto.